Disfrutar de la comodidad de un vehículo es, sin duda una bendición. Sin embargo es también una responsabilidad social y legal.
No debemos de olvidar nunca que un vehículo es un bien mueble especialísimo, fundamentalmente porque es el propio hecho de la matrícula el que lo diferencia de cualquier objeto depositado en la acera. Para explicarlo más claro, nuestro vehículo, en la calle con, su matrícula está plenamente sometido a la legislación de tráfico, sin embargo, si eliminamos las matrículas, tanto delantera como trasera, se convierte en un mueble abandonado en medio de la vía pública, como pueda ser un armario o una puerta dejada en medio de la calle.

Al contrario que otros bienes, en estas circunstancias (desposeído de su matrícula física), y por su carácter especialísimo, la ley obliga a su retirada inmediata de la vía pública con independencia de las consecuencias que pueda tener posteriormente para su titular.

Por eso, es importante que tengas la costumbre de estar al día en todos tus trámites. Para eso dejo esta web donde podrás consultar runt por placa para que no tengas ningún problema referente al uso de tu automóvil.