Energia del refrigerador
Instale el aparato en un lugar frío, seco y con buena ventilación. Compruebe que no está expuesto a la luz solar directa y no lo coloque nunca cerca de una fuente de calor (radiador, por ejemplo).
No bloquee nunca los orificios o rejillas de ventilación del aparato.
Permita que los alimentos calientes se enfríen antes de colocarlos en el aparato.
No mantenga la puerta del aparato abierta por demasiado tiempo al introducir o sacar alimentos.
Limpie la parte posterior del refrigerador regularmente. El polvo aumenta el consumo de energía.
No configure una temperatura más baja de lo necesario.
Asegúrese de que haya una salida de aire suficientemente amplia en la base y la parte posterior del refrigerador. No tape las aperturas de ventilación.
Cuando instale el refrigerador deje espacio suficiente a la derecha, a la izquierda, por arriba y por abajo. Esto ayudará a reducir tanto el consumo de energía como las facturas de la electricidad.